ADICCIONES EN EL ÁMBITO LABORAL

A partir del 1 de noviembre de este año, entrara en vigencia el Protocolo de actuación de abordaje de personas con problemas del consumo de drogas y sus familiares. 

Este modelo de Protocolo que se propone está destinado a diseñar un plan de prevención de drogodependencias en las empresas, que incluyan análisis de condiciones de trabajo que pueden contribuir al consumo de drogas, evaluaciones de riesgos, y planes globales que desarrollen Programas de intervención en Drogodependencias.

Teniendo en cuenta la definición propuesta por la Organización Mundial de la Salud, “Droga es toda sustancia que, introducida en el organismo por cualquier vía de administración, produce una alteración, de algún modo, del natural funcionamiento del sistema nervioso central del individuo y es, además, susceptible de crear dependencia, ya sea psicológica, física o ambas”. Las consecuencias no se limitan a la dependencia, sino que también afecta el adecuado funcionamiento biopsicosocial de la persona con un impacto en su entorno.

De acuerdo con el último estudio de adicciones en el mundo laboral del Observatorio Argentino de Drogas, más del 60 por ciento de las personas que tiene algún tipo de problema con las adicciones posee empleo.

“El objetivo no es que la persona pierda su trabajo, sino que se recupere para que pueda continuar con su actividad y siga siendo productiva. El cuidado del empleo aquí es fundamental, siempre y cuando no se torne en un riesgo para sí mismo o para su entorno”, explicó Darío Gigena Parker, secretario de Prevención y Asistencia a las Adiciones de la Provincia. (Fuente: La Voz del Interior)

El protocolo, en sus 28 artículos, viene a establecer algunos resortes para que tanto los empresarios como los trabajadores puedan abordar las adicciones. Este dispositivo, que se complementa con un manual de prevención, fue elaborado por la Mesa de Enlace para la Prevención de Adicciones en el Mundo del Trabajo, que integran los ministerios de Trabajo y de Salud, representantes del sector obrero y las cámaras empresariales y colegios profesionales.